Existe un gran desconocimiento sobre la verdadera importancia de crear y alimentar una marca. Grandes compañías como Apple, empezaron siendo pequeños proyectos y su éxito radica en que basaron gran parte sus esfuerzos en la creación de una marca fuerte. Sin duda Apple es el paradigma de como una pequeña idea terminó transformando el mundo.

La idea es la chispa que enciende un gran proyecto, el Branding es el hilo conductor para alcanzar el éxito.

El Branding es una herramienta que sirve para definir, plantear y alcanzar los objetivos que queremos conseguir por medio de nuestra marca. Le dirá al consumidor quien eres y cómo vas a mejorar su vida.

Indudablemente el punto de partida para el desarrollo de un gran proyecto es el cambio trascendental en el razonamiento de que el branding solo es para grandes compañías o que exige demasiado esfuerzo y recursos para el rendimiento que se obtiene.

Veámoslo desde otro punto de vista. Si una gran multinacional invierte una partida importante de su presupuesto en branding y marketing para mantenerse en lo más alto, por qué una Pyme no puede invertir esa parte proporcional de presupuesto para empezar a construir ahora la marca que quiere ser en el futuro.

El branding es el gran nexo de unión entre la compañía y el usuario final.

Algunos beneficios que aportará el Branding a una PYME o una STARTUP.

Creación de una imagen corporativa.

La función principal del Branding es la creación de una imagen que identifique a la compañía o producto que representa. No se trata solo de crear un logotipo, se trata de definir el propósito de por qué la marca debe existir y construir todo el universo visual en torno a ese Leitmotiv.

Diferenciación de la competencia.

La diferenciación es una tarea clave dentro del Branding. Contar con un valor diferencial y saber transmitirlo favorecerá el despunte de la marca. De no conseguir este objetivo, la marca terminará siento una de tantas opciones disponibles en el mercado.

Coherencia.

El branding se ocupa de la creación y la gestión de las de marcas. Todos los puntos de conexión con los usuarios deben estar perfectamente alineados y la imagen que se transmite debe ser coherente. Mantener los valores de la marca a lo largo del tiempo, renovarlos cuando la situación lo exija y mantener la esencia de su imagen visual es fundamental para permanecer en la mente de sus usuarios.

Insights y conexiones emocionales.

Las marcas que conectan emocionalmente con sus usuarios obtienen un mayor porcentaje de éxito. En este sentido, el Branding, además de ser una gestión visual y estratégica de la marca, es también una gestión de los activos intangibles que la representan.

Perpetuar la marca.

Después de su creación, una marca se enfrenta a la disyuntiva elegir un camino o de construir el camino que la lleve al éxito. Las marcas necesitan evolucionar con el tiempo y el mejor ejemplo de ello lo hemos vivido durante los últimos veinte años. Hemos visto como las marcas se han esforzado por transformarse digitalmente y en los últimos meses estamos viendo como algunas marcas nativas digitales buscan tener una presencia física. No hay nada escrito, lo importante es la conexión con las personas, y para ello las marcas necesitan estar más vivas que nunca.

Pensar que algo es posible es el primer paso para conseguirlo. Da igual cual sea el punto de partida, crear una marca fuerte desde el principio es sinónimo de querer crecer. Crear y hacer prosperar a las marcas es nuestra misión.

Podemos elegir un camino o construir el camino.

Tagged with: , ,